Natación Correctiva

La Natación Correctiva y Terapéutica es una alternativa para el tratamiento de lesiones, dolores, molestias, desviaciones de columna, enfermedades respiratorias, entre otras. Por sus características, puede practicarse en cualquier edad y estado de salud y no es necesario saber nadar.

 

El programa incorpora ejercicios acordes al objetivo de cada uno, sin olvidar el fortalecimiento y el estiramiento del cuerpo durante la misma. Se utilizan diferentes desplazamientos y movimiento en el agua con fines de disminución de síntomas, cuadros dolorosos, detener o corregir el avance de las patologías y sus compensaciones para mejorar la calidad de vida, mejorar y evitar dolores y aumentar la movilidad articular.

 

Nadar es una actividad de bajo impacto. En el agua el peso corporal se neutraliza casi el 75 %. Estas técnicas están destinadas a pacientes con lumbalgias, fibromialgias, contracturas por estrés, dolores o lesiones de columna, acortamientos musculares, limitaciones articulares, molestias, hernias discales, malas posturas, embarazos y otras.

 

Constituye un método de reeducación postural acuática, dirigido a los procesos compensatorios que utiliza el organismo para adaptarse a los trastornos de las posturas y desviaciones de columna vertebral. Las alteraciones del raquis tratadas más frecuentemente son: escoliosis, lordosis, cifosis, discopatías y post-quirúrgicos, aunque puede ser aplicado también el otros casos.

 

 

BENEFICIOS Y VENTAJAS

 

  • Sin impacto ni rigidez en articulaciones.
  • Alivia y previene contracturas.
  • Mejora cualidades y capacidades físicas.
  • Mejora la flexibilidad y movilidad.
  • Disminuye la tensión muscular y los dolores posturales.
  • Produce un efecto masajeador sobre el cuerpo.
  • El corazón está mejor irrigado frente a algún esfuerzo.
  • Mejora la circulación y disminuye edemas.
  • El agua produce sobrecarga q aumenta el gasto de energía.
  • Hay disminución de peso por las propiedades del agua.
  • Efecto especial sobre el sistema muscular, esquelético y respiratorio.
  • Mejora la postura mediante trabajos de tensión y relajación muscular