Natación Terapéutica

Nadar es una actividad de bajo impacto. En el agua el peso se neutraliza casi el 75 % del peso corporal. Por eso se recomienda como terapia para algunas lesiones musculares y patologías de la columna vertebral, así como para mejorar la postura y calidad de vida de personas con artritis, hipertensión, diabetes, desviaciones, dolores, etc.